María Vallet, primera científica española, según PLOS Biology

Tribuna Complutense (Texto: Jaime Fernández, Fotografía: Jesús de Miguel) | lunes, 8 de marzo de 2021

De acuerdo con la revista PLOS Biology, la jefa de grupo del CIBER-BBN y catedrática complutense María Vallet Regí ocupa la posición 1.744 de los 161.441 principales científicos mundiales, ordenados a partir de SCOPUS, que es la mayor base de datos de citas y resúmenes de bibliografía revisada por pares, es decir, revistas científicas, libros y actas de conferencias.

Esa posición hace que la química complutense se convierta en la primera científica española. Si además “nos centramos en las instituciones a las que pertenece, se comprueba que, con independencia del sexo, ocupa la primera posición entre los profesores de la Universidad Complutense, entre los académicos de la Real Academia Nacional de Farmacia y entre los investigadores de IIS Hospital 12 de Octubre. Asimismo, está entre los primeros de los investigadores del CIBER-BBN y de los académicos de la Real Academia de Ingeniería”.

Esta clasificación surgió del estadístico John Ioannidis quien, tras años buscando una clasificación que le permitiese ordenar a los científicos, en 2019 publicó con Boyack y Baas un artículo en PLOS Biology, actualizado en 2020, en el que se definen los seis parámetros que consideran críticos y que les han permitido ordenar a los principales científicos de todo el mundo, utilizando SCOPUS. En concreto, el trabajo ha permitido ordenar a los 161.441 principales científicos mundiales, clasificados en 22 disciplinas y 176 sub-disciplinas científicas, todos ellos ocupando el primer 2% de su categoría.

La catedrática de Química Inorgánica de la Facultad de Farmacia de la UCM, María Vallet Regí, lleva muchos años trabajando con nanopartículas mesoporosas de sílice diseñadas para llevar fármacos a zonas concretas e incluso ha utilizado bacterias para que transporten las nanopartículas cargadas con fármacos hasta tejidos tumorales.

Fue a principios de los 2000 cuando pensó que la posibilidad de meter fármacos en materiales mesoporos de silicio para tener una liberación controlada se podría utilizar para nano aplicación en medicina, algo que ahora utilizan grupos científicos de todo el mundo, con aplicaciones futuras que podrían ser alternativas a la quimioterapia.

Gracias a toda su trayectoria científica, en 2016, el Consejo Europeo de Investigación le concedió una ERC Advanced Grant para desarrollar un nanosistema mesoporoso polivalente para enfermedades del hueso. Y entre sus muchos premios, aparte de varios doctorados honoris causa, cuenta con el Premio Nacional de Investigación de 2008; el Jaime I de Investigación Básica, de 2018, y la Medalla al Mérito en la Investigación y en la Educación Universitaria, de 2019.